NUESTROS SÍMBOLOS

LEMA: VERDAD, VIRTUD Y CIENCIA

VERDAD: En sentido pleno es la Verdad Divina, traída al mundo por Jesucristo y que ha de dar Luz y Vida.
VIRTUD: Es la disposición para obrar el bien en la práctica de la Verdad como estilo de vida.
CIENCIA: Abarca todo el ámbito del conocimiento, el que se construye a partir de la investigación y la práctica, para luego proyectarla a la vida y al trabajo.

LA BANDERA



Insignia ilustre legada por la Orden Dominicana, pendón que enno¬blece el nombre del Colegio y lo representa al entreabrir sus blancos pliegues, sobre los cuales está el Escudo. Para el Joven Rosarista, es motivo de orgullo y derecho exclusivo el izarla o portarla, en aquellos días en que, por festividades o celebraciones, se impone rendirle el honor que ella merece.
El blanco simboliza la Verdad, sencillez y alegría; el negro expresa la constancia en el esfuerzo para lograr la virtud y las metas propuestas

EL ESCUDO


La Cruz de Calatrava, insignia gloriosa de una orden caba¬lleresca de España del Siglo X. Luce la Cruz del Redentor, coronada en todos sus extremos por la FLOR DE LIS, en el fondo blanco y negro, los cuales representan en su orden:
La Luz de la ciencia que ilumina los secretos del trabajo, la abnegación y la constancia. Las cuentas que bordean el escudo y la cruz en que ter¬mina, representan El ROSARIO, devoción a Nuestra Señora Madre y patrona de los estudiantes Rosaristas. El ramo de olivo alude a Santa Catalina de Siena, patrona de la Congrega¬ción de Dominicas, quien, entre muchas cosas admirables que realizó, se distinguió por su amor a la paz y su anhelo de establecerla en el mundo. El ramo de laurel expresa los triunfos obtenidos por la comunidad educativa rosarista, como dinamizadora de la vida y misión de la institución. La forma ovalada representa los emblemas y triunfos dominicanos.

EL HIMNO

Es la expresión literaria de la filosofía del Colegio Nuestra Señora Del Rosario de Bucaramanga; síntesis de su lema.
La letra fue compuesta por el presbítero Antonio José López, y consta del coro y cuatro estrofas. La música tiene como autor al profesor Gustavo Gómez Ardila.

Coro
Desde el cielo y el santuario
bendiga siempre el señor
el prestigio y la labor
del colegio del rosario (bis).
III
En sus aulas la santa alegría
es canción del celeste laúd.
Y a la sombra jovial de maría
Que todos es ánfora y guía
la prolífica mies, la virtud.
De Jesús y su madre al amparo
Se cultiva el amor al deber,
y premiando el esfuerzo preclaro
Cual feliz galardón es un faro
de la mente, la luz del saber.
IIIIV
De Jesús y su madre al amparo
Se cultiva el amor al deber,
y premiando el esfuerzo preclaro
Cual feliz galardón es un faro
de la mente, la luz del saber.
Si anhelamos radiosa diadema
que corone la noble quietud
Dios bendiga doquier nuestro lema
en que irradia cual diáfana gema
la verdad, el saber, la virtud.

EL ROSARIO



Esta oración centrada en los principales misterios de la vida de Jesucristo, es una devoción dirigida a honrar a Nuestra Señora del Rosario, patrona de la Institución.

ORACIÓN A NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO

Nuestra Señora del Rosario En el silencio de este día naciente, vengo a pedirte la paz, la sabiduría y la fortaleza quiero mirar al mundo con ojos llenos de amor, para ser paciente, comprensiva, dulce y buena. ver a tus hijos más allá de las apariencias como Tu misma los ves.
Cierra mis oídos a toda calumnia, guarda mi lengua de toda maledicencia que solo los pensamientos que bendicen moren en mi espíritu. Que sea tan benevolente y tan alegre que todos aquellos que se me aproximen sientan tu presencia.
Revísteme Madre mía de Tu belleza
y que a lo largo de este día yo te revele.
Amén.



SALVE

Madre nuestra que diste valor, Madre tierna que diste perdón. Virgen del Rosario eres amor, vive siempre en nuestro corazón.
En las luchas tú siempre estarás, dando aliento, calma, dando paz.
Tú derramas semillas de amor y en nuestra oración siempre estarás.
Madre nuestra que diste valor, Madre tierna que diste perdón.
Virgen del Rosario eres amor, vive siempre en nuestro corazón.
En las luchas tú siempre estarás, dando aliento, calma, dando paz.
Tú derramas semillas de amor y en nuestra oración siempre estarás.
Madre nuestra, Madre tierna, vive siempre en mí.
Tú me llevas siempre a la Verdad.
Mi camino y oración siempre a ti llegarán; Madre nuestra tú eres la bondad.
Con gran fe yo he de evangelizar y hasta el fin vivir en hermandad.
Con esfuerzo yo he de conquistar, que nuestra alma tenga libertad